09 noviembre 2006

La tristeza de la familia Adams... perdón, Santorum



Este hombre compungido que veis es el senador republicano estadounidense Rick Santorum, en una rueda de prensa convocada para reconocer su derrota. Lo acompaña toda su familia, que parece habérselo tomado muy a pecho. Quien le dice ahora a la pequeña Sarah María que ya no podrán comprarle los mismos vestiditos que lleva su muñeca; y que estará pensando el pobre Daniel con esa mirada perdida que tiene, cualquiera diría que teme las burlas que le esperan de sus compañeros demócratas en el colegio.

Pero claro, es normal que se preocupen por la perdida de status de sus padres, unos padres que sienten un gran cariño por sus hijos. Tanto como para que en 1996 cuando su hijo Gabriel murió a las dos horas de nacer, se lo llevaran a casa, se lo presentasen a sus hermanos y durmiesen toda la noche con él devolviéndolo al hospital al día siguiente.

Normal que los niños estén acojonados.



Visto en Escolar.net

2 comentarios:

sett dijo...

Bueno,venga,un saludo tio

Chindasvinto dijo...

Están locos estos romanos